Afta bucal. OrtoDental Madrid

Un afta es una úlcera o llaga con bordes bien definidos. Las aftas son de color blanco o amarillo y están rodeadas por un área roja y brillante. Son doloras y suele existir una fase de hormigueo y molestia previa a su aparición. Aparecen en la cara interna de mejillas y labios (aunque también pueden aparecer en otras zonas como el paladar blando), pero un afta no es lo mismo que un herpes labial (calentura).

Las mujeres las presentan con más frecuencia que los hombres y suelen ser recurrentes.

Aunque se asocian distintas posibles causas a su aparición como alteraciones inmunológicas, déficit de vitaminas (vitamina B12, ácido fólico o hierro), estrés emocional, etc… realmente no se puede determinar su causa.

La aftas suelen desaparecer al cabo de 7-10 días, si este tiempo se prolongase habría que consultar con el especialista, pues puede ser necesario llevar a cabo alguna prueba complementaria como una biopsia para poder realizar un diagnóstico diferencial y descartar que no se trate de otro tipo de lesiones.

El tratamiento es sintomático ya que suelen curarse por sí solas, sin embargo es importante mantener una buena higiene oral para evitar una posible sobreinfección y no comer alimentos picantes ni condimentados que aumenten el dolor.

Pida cita con su especialista si un afta o una úlcera bucal no desaparece después de 2 semanas de cuidados personales, o si empeora, si presenta aftas más de 2 ó 3 veces por año o van acompañadas de síntomas como fiebre, diarrea, dolor de cabeza o erupción cutánea.

Mª Cruz Álvarez Dolado

Especialista en Medicina Oral

GuardarGuardar