ORTODONCIA DE BAJA FRICCIÓN

Gracias a los nuevos sistemas de brackets de baja fricción y a los arcos superelásticos, se ha conseguido acortar el tiempo de los tratamientos considerablemente y obtener mejores resultados.

El movimiento dentario se produce cuando el bracket, unido al diente, se desliza a lo largo del arco, produciéndose una fricción entre ambos. Además de la fricción entre el arco y el brackets, también se produce fricción producida por las ligaduras elásticas que los unen. La fricción se opone al movimiento dentario y por lo tanto, una mayor fricción produce un menor movimiento del diente, haciendo más lento el movimiento del diente y aumentado el tiempo de tratamiento.

Para disminuir esta fricción que enlentece los tratamientos, y con el fin de realizar un movimiento más fisiológico y rápido, en nuestra consulta utilizamos las últimas técnologías, brackets de baja fricción, como Damon, Smart-Clip o Tip-Edge, y arcos de material superelástico.

Además, utilizamos técnicas de individualización para obtener bracekts y arcos a medida de tus dientes y así poder mover tus dientes más eficazmente. La tecnología más moderna que existe para conseguir una sonrisa perfecta.